Estatuto de Periodistas Profesionales

La actividad de los periodistas profesionales se encuentra regulada por la ley 12.908. A los fines de esta ley, integran la categoría de periodistas profesionales aquellas personas que realizan en forma regular actividad periodística en publicaciones diarias o periódicas y agencias noticiosas y en empresas radiotelefónicas, cinematográficas o de televisión.
El Ministerio de Trabajo tiene a su cargo la matrícula nacional de periodistas, en la que éstos deben inscribirse obligatoriamente y donde se les otorga el carnet profesional, que es renovable cada 2 (dos) años. Estos son requisitos indispensables para ejercer la profesión.

– PERÍODO DE PRUEBA: Al comienzo de la relación el empleador puede someter al trabajador a un período de prueba que no puede exceder los 30 (treinta) días. Esta decisión debe ser comunicada al trabajador por escrito. Durante el período de prueba el empleador sólo puede invocar como causal de despido sin tener la obligación de preavisar o indemnizar, la incapacidad del periodista para desempeñar los deberes y obligaciones a su cargo.

– CATEGORÍAS PROFESIONALES: El estatuto establece las siguientes categorías profesionales:

1- Aspirante: son aquellas personas que se inician en las tareas periodísticas.

2- Periodista Profesional: son las personas mayores de 20 años que tiene 24 meses de desempeño en la profesión.

– REMUNERACIÓN: La remuneración puede ser mensual y quincenal. La mensual debe hacerse efectiva del 1 al 5 de cada mes, mientras que la quincenal debe pagarse del 15 al 20. En aquellos casos en que al trabajador se lo remunere por crónica o por comentario, el pago debe realizarse dentro de las 24 horas de presentado el trabajo.

– JORNADA DE TRABAJO: El trabajador debe cumplir una jornada semanal de 36 horas. En los casos en que la jornada se prolongue por causas de fuerza mayor o por alguna situación comprendida en la profesión, se le debe otorgar descanso compensatorio en la jornada inmediata o dentro de la semana. En caso que no se le otorgue este descanso al trabajador, se le tienen que pagar las horas trabajadas en exceso – que nunca pueden ser más de 20 -, con un recargo del 100 %.
Las vacaciones se computan en días hábiles.

– EXTINCIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO: Ante la extinción del vínculo laboral sin causa, la empresa está obligada a otorgar un preaviso por escrito, que es de 1 (un) mes si la antigüedad es menor a 3 años y de 2 (dos) meses si es mayor. En caso que se omita el otorgamiento, se duplica el monto de la correspondiente indemnización sustitutiva de preaviso.
En relación con la indemnización por despido injustificado, corresponde un mes de sueldo por cada año o fracción mayor de tres meses de antigüedad en el servicio. Esta indemnización no puede ser inferior a dos meses de sueldo.